Entradas

El nuevo reto de trabajar en espacios confinados frente a la amenaza del coronavirus

La seguridad y la salud de los trabajadores es una de las mayores prioridades de DEPISA. Ante la amenaza de contagio por la Covid-19, la empresa afronta el gran reto de concretar medidas adicionales a las habituales para la realización de su actividad normal en espacios reducidos y con escasa ventilación.

El hecho de tener que realizar trabajos en espacios reducidos y con escasa ventilación, como son los espacios confinados, y teniendo en cuenta la amenaza de un posible contagio producido por la Covid-19, ha obligado a DEPISA afrontar uno de los retos más desafiantes del momento. Por ello, desde la empresa se ha abordado con especial meticulosidad esta cuestión y se ha propuesto un conjunto de medidas de seguridad adicionales a las que se realizan habitualmente.

Teniendo en cuenta la Normativa del Ministerio de Trabajo sobre la realización de la actividad profesional en espacios confinados, en DEPISA se ha dispuesto un riguroso protocolo interno para asegurar que todos los técnicos estén protegidos frente a un posible contagio por la enfermedad del coronavirus.

Las medidas de seguridad que se tendrán en cuenta, adicionalmente a las habituales en espacios confinados, son las siguientes:

Precauciones adicionales para prevenir la Covid-19

  • Formación sobre la «Prevención de Contagios – Plan de Contingencias».
  • Sensibilización sobre: sintomatología, lavado frecuente de manos, adopción de medidas de precaución en el contacto con ojos, nariz y boca, ventilación de les espacios, control de temperatura, distancia interpersonal de 2 m.
  • Utilización de la mascarilla FPP2 (de uso obligatorio, siempre que no se utilice la mascarilla buco nasal con filtros apropiados para la realización de tareas de pintura) y guantes de nitrilo desechables.
  • La gestión de los permisos de trabajo (firma y recogida de la impresión del permiso) se tramitarán con la utilización imprescindible de guantes de nitrilo o desinfectante para manos. Siempre que sea posible se minimizará el intercambio de información en papel.
  • El Vigilante de Espacios Confinados se encargará de que en las colas de acceso a las zonas de trabajo se respete la distancia interpersonal 2 m, además, en su interior, se respetará siempre que se pueda dicha distancia. Adicionalmente, al finalizar el turno se desinfectarán las zonas de acceso o trípodes de rescate en el caso que sea necesario, así como los equipos respiratorios de rescate de acuerdo con las instrucciones dictaminadas por cada fabricante.
  • Los arneses de rescate serán nominativos y no intercambiables.
  • La ventilación ATEX estará dimensionada con el fin de aumentar la renovación constante de aire. Se verificará en todo momento la recirculación del aire y se aumentará su volumen con aire fresco para evitar que se acumulen concentraciones de aire viciado con una carga bacteriana o viral.
  • Se deberán desinfectar obligatoriamente con alcohol o proteger con plástico transparente aquellos equipos de uso compartido: detectores, emisoras, teléfonos móviles, herramientas, etc.
  • En los almacenes y vestuarios se respetará la distancia interpersonal y se asegurará la disponibilidad de gel hidroalcohólico, con el objetivo de reforzar el lavado frecuente de manos. Este mensaje se reforzará con señalización.
  • En los vehículos se dispondrá de gel desinfectante y papel para higienizar los elementos compartidos (volantes, palanca de cambio, cinturón de seguridad y otras zonas expuestas). Estas medidas de higiene se llevarán a cabo al abandonar el vehículo.
  • Se evitará que los EPI de protección respiratoria sean una fuente de contaminación. Después de cada uso se recogerán en bolsas individuales con cierre hermético que se cerrarán antes de depositarlas en el contenedor de fracción resto.

Precauciones adicionales en los trabajos de chorro

  • Las unidades de aportación de aire a los chorreadores dispondrán de filtros de partículas de alta eficiencia (HEPA) que eliminarán las bacterias y los virus suspendidos en el aire, reduciendo así, la carga en el interior de los espacios de trabajo.
  • Al finalizar los trabajos de chorro se desinfectarán las palancas o sistemas de «hombre muerto».
  • Se deberán desinfectar con alcohol o proteger con plástico transparente obligatoriamente aquellos equipos de uso compartido, como, por ejemplo: las válvulas de presión.

Precauciones adicionales por trabajos de pintura

  • Se deberá utilizar un buzo tyvek de un solo uso por turno.
  • Se deberán desinfectar obligatoriamente con alcohol o proteger con plástico transparente aquellos equipos de uso compartido, como es el caso de los equipos de pintura.

Depisa amplía sus instalaciones en Andalucía para ofrecer un mejor servicio en una zona estratégica

Depisa sigue creciendo y cuenta ahora con una nueva base de operaciones en el polo petroquímico de Algeciras. El objetivo de la empresa es intensificar y mejorar su presencia en esta ubicación geográfica estratégica.

Nuevo almacén logístico Depisa Andalucía

La nave está ubicada en el Polígono Industrial Cortijo Real en Algeciras. Esta nueva localización permitirá a Depisa ofrecer un rápido y eficiente servicio en una ubicación estratégica para la compañía, porque en ella se encuentran clientes muy relevantes del sector petroquímico.

nuevas instalaciones Depisa Andalucía

Las nuevas instalaciones ocupan 500 m2 y permitirán ofrecer soluciones rápidas a unos clientes que necesitan respuestas eficaces. La nueva ubicación dispone de una amplia zona de almacenaje de equipos, así como una amplia área de oficinas y zona de reuniones, que permitirá a los técnicos atender mejor a los clientes. El espacio está concebido para integrar tanto la parte logística de la empresa, como la técnica.

Depisa es una empresa que ofrece una amplia gama de soluciones en tratamientos anticorrosivos para los sectores oil&gas, generación de energía eléctrica, minería, construcción y reparación naval e industria en general. Por ello, este nuevo emplazamiento tiene una importancia muy relevante, porque en él se encuentran muchas compañías petroquímicas a las que Depisa ofrece un constante soporte. Gracias a este nuevo emplazamiento, la compañía podrá prestar servicio a clientes como CEPSA, INDORAMA, EVOS, APM Terminals o CLH, entre otros, en un radio de 12 Km.

Depisa lleva a cabo el tratamiento anticorrosivo en la parada de la refinería de Repsol en A Coruña

Depisa ha realizado la preparación de las superficies y, posteriormente, el pintado anticorrosivo de las zonas tratadas. El principal objetivo de la preparación superficial es crear el necesario perfil de rugosidad para conseguir la máxima adherencia del pintado anticorrosivo.

A mediados del mes de enero DEPISA empezó las tareas de inspección, y tratamiento de las superficies en las principales unidades de la Refinería de A Coruña, entre las cuales cabe destacar: FCC, HDS-3, PRA-4 y HDT.

DEPISA ha trabajado principalmente en la unidad de FCC (Craqueo Catalítico Fluido) en la que se han llevado a cabo las actuaciones más relevantes. Esta unidad sirve para transformar gasoil procedente de la destilación atmosférica y de vacío en productos más ligeros y de mayor calidad para la elaboración final de combustibles.

Los trabajos realizados por DEPISA en la parada han colaborado en conseguir el objetivo de Repsol, mejorando la seguridad, la fiabilidad, el respeto al medio ambiente y la competitividad de las instalaciones.

Con el conjunto total de las actuaciones previstas en la planta se reducirán las emisiones a la atmósfera y se introducirán nuevos equipos para mejorar la eficiencia energética. Todo ello permitirá un ahorro de combustible y una reducción de las emisiones de CO2 de más de 18.000 toneladas por año.

DEPISA asignó a este proyecto un equipo formado por 40 profesionales que estuvieron realizando los trabajos requeridos desde el 15 de enero hasta el 15 de marzo. El proyecto finalizó con gran éxito y, es importante destacar, que no hubo ningún incidente de seguridad ni calidad durante su ejecución.

Depisa lleva a cabo el pintado de dos silos de 30m ubicados en el complejo medioambiental de San Sebastián

Depisa ha llevado a cabo el pintado de dos silos formados por una envolvente exterior y una tolva interior. Ambos silos de 30m de altura forman parte del complejo medioambiental de Gipuzkoa (CMG) en San Sebastián.

El nuevo complejo medioambiental de Gipuzkoa permite la eliminación definitiva de los vertederos, y suprime la necesidad del uso de vertederos externos, eliminando así el importante desembolso y riesgo medioambiental que suponen.

OWS es la empresa que ha construido el complejo y es una compañía líder mundial en la construcción y el funcionamiento de plantas de digestión anaerobia, pruebas de biodegradabilidad de biopolímeros y consultoría de gestión de residuos.

Proceso de pintado de los silos

Depisa ha llevado a cabo el pintado de los silos de almacenamiento mediante un importante despliegue técnico debido a la gran altura de los depósitos. En este proyecto las medidas de seguridad, dados estos 30m de altura, eran máximas, y se utilizaron elementos como el andamio perimetral para ofrecer mayor seguridad en la realización de los principales trabajos verticales.

El proceso de pintado normalmente implica la eliminación de las capas de pintura anterior y, también, de las zonas de oxidación que hayan podido aparecer. En este caso, los silos eran de nueva construcción y el proceso de pintado resultó ser más rápido.

Las principales tareas que Depisa ha llevado a cabo en los silos han sido:

  • Lavado con agua a presión.
  • Aplicación con brocha o rodillo de las capas de pintura para la protección anticorrosión.
  • Limpieza manual o mecánica de las zonas afectadas por la soldadura de la zona galvanizada.

Estas acciones se han realizado en:

  • Techo, envolvente y pestaña exterior de los silos.
  • Unión fondo-envolvente en el interior de los silos.
  • Tabulería exterior de los silos.
  • Soldaduras de los silos.

Entrevista a Adelina González, jefe de obras de Depisa Galicia

¿Cuándo empiezas a trabajar en Depisa?

Me incorporo al equipo de Depisa Galicia a finales de julio de 2008 para colaborar en la producción de la unidad de negocio. Al inicio, el trabajo consistía en realizar mediciones y control de pequeñas obras. Actualmente, como Jefa de Obras, mis responsabilidades son las de realizar los estudios y ofertas, organizar los equipos, control y seguimiento de los proyectos, asegurando la buena ejecución de los mismos, siempre bajo la gestión y supervisión del responsable de la unidad de negocio, Juan Sousa, al que le debo y agradezco el haberme formado.

¿Cuál ha sido tu evolución profesional durante estos años?

Venía de trabajar en una empresa constructora durante 9 años y no conocía absolutamente nada del sector industrial ni de las aplicaciones anticorrosivas. A medida que me iba introduciendo me di cuenta de la inmensa  variedad de procedimientos que existen y de la importancia de la preparación de superficies y la aplicación de recubrimientos para las plantas donde actuamos.

No es habitual encontrar mujeres en este sector. ¿Cómo fomentarías que más mujeres accedieran a cargos de responsabilidad en el sector del mantenimiento industrial?

Pienso que lo importante para acceder a cualquier cargo no tiene que pasar por ser hombre o mujer, sino por la valía de la persona, así como su formación, implicación y las ganas de trabajar y aprender. Pero sobre todo, la capacidad para desempeñar las funciones y responsabilidades del puesto de trabajo que se le asigne.

¿Qué cambios ha habido en la unidad de negocio de la zona de Galicia desde tus inicios hasta la actualidad?

La Delegación en estos años ha dado un vuelco en todos los sentidos. Con la incorporación de Juan Sousa se cambió y mejoró todo, desde las oficinas mucho más céntricas y acogedoras, la imagen de la empresa y de los trabajadores, así como la gestión de la propia delegación. Al principio trabajábamos con pocos clientes y en la actualidad abarcamos prácticamente toda la industria de Galicia y norte de Portugal y tenemos más de 50 clientes  fidelizados y recurrentes.

¿Qué aspectos destacarías de la zona de Galicia a la hora de trabajar?

 La duración de los proyectos que realizamos en mi departamento son muy variados, desde trabajos de corta duración (2-3 días), obras de semanas, campañas y mantenimientos anuales y algunos proyectos que pueden durar varios meses. Cada proyecto y cada cliente es diferente y de todos aprendes. Destacaría la dificultad de crecer a pesar de la dificultad de operar en una zona con una climatología y orología muy variada, y con el cierre de empresas estratégicas. Que aún así mantengamos nuestros servicios es un éxito.

¿En qué proyectos has participado de los que estés más satisfecha?

En estos años hemos realizado muchos y diferentes trabajos. Uno de los que más me ha gustado participar es el pintado de unos tanques de 40 metros de altura en la planta de gas en Mugardos. Era necesaria la integración paisajística de los mismos para cumplir con la normativa del Ayuntamiento y el proyecto definía unas franjas verticales con los colores del otoño en Galicia. El proyecto se complicó por la época del año, realizando los trabajos con unas condiciones ambientales muy complicadas, donde el viento y la lluvia nos impedía poder avanzar y cumplir los plazos establecidos. Además de este proyecto también tengo que mencionar obras como la restauración del Puente de Redondela, las paradas técnicas de la Central Térmica, la restauración de la Torre de Control Marítimo de A Coruña o la restauración de grandes estructuras en la planta de Alcoa San Ciprián y muchas otras. Al final, grandes o no, todos son pequeños retos que me satisfacen cuando se finalizan y muchas veces son tan interesantes los pequeños trabajos de los también se  aprende y son parte muy importantes en mi departamento.

Alguna anécdota que te gustaría compartir…

La verdad gracias a este trabajo he tenido la oportunidad de introducirme en la mayoría de las plantas industriales y realizar trabajos muy variados. Hace unos años realizamos la restauración de una pila de hormigón del Puente de Rande en Vigo. Para acceder a los trabajos primero teníamos que coger una lancha que nos llevaba hasta la base del puente y después subir a más de 100 metros de altura en una plataforma de cremallera viendo toda la zona de la ría era espectacular. Esa experiencia fue inolvidable.

¿Cuál es la parte más satisfactoria de tu trabajo?

Lo mejor sin duda en poder realizar bien el trabajo y sobre todo el tener la oportunidad de hacer cosas nuevas. Cada proyecto es distinto y hemos realizados trabajos que no se habían hecho y hemos aprendido nuevas técnicas y aplicaciones.

¿Por qué recomendarías a las empresas trabajar con Depisa?

Por su potencial, su profesionalidad y su crédito como empresa, avanzando continuamente y que apuesta por la continua formación de su personal.

¿Cómo ves la empresa en un futuro cercano?

La veo como una empresa líder en su sector y manteniendo las directrices actuales de seguir avanzando y de mejora continua.

Entrevista a José Martín, jefe de obra de Depisa en Barcelona

José Martín tiene 40 años y es de L’Hospitalet de Llobregat. Formado como delineante, a los 21 años ya formaba parte de Depisa. Entró para encargarse de la calidad y seguridad, y actualmente es el responsable de producción de los trabajos en Barcelona.

¿Cuándo empiezas a trabajar en Depisa?

Entré en noviembre de 2001 como técnico de calidad y seguridad en la delegación de Barcelona al lado de Rafael Cañizares, que falleció hace 10 años. Él era el responsable de producción de obras de Barcelona, llevaba muchos años en la empresa y él fue quien me enseñó la base de todo lo que hoy sé. Siempre le estaré muy agradecido.

¿Cuál ha sido tu evolución profesional durante estos años?

Entré con 21 años como delineante, y ahora soy responsable de una parte de los proyectos que se realizan en la zona de Barcelona. La evolución ha sido muy grande, ya que cuando empecé sabía dibujar y poco más. Hoy, junto a todo el equipo, estoy al frente de proyectos, y eso implica hacer los presupuestos, asegurar la buena ejecución de las obras, organizar los equipos de trabajo para cada proyecto, coordinar los diferentes proyectos que se realizan en un mismo periodo… Además de ser exigente con el cumplimiento de la prevención de riesgos laborales y planes de seguridad.

¿Qué cambios ha habido en la unidad de negocio de la zona de Barcelona desde tus inicios hasta la actualidad?

Ha habido muchísimos cambios. Antes estábamos en los bajos de un edificio en Esplugues de Llobregat (Barcelona), y ahora estamos en una nave en el polígono industrial de Abrera, donde además de almacén, hay las oficinas. También ha cambiado mucho la formación que recibe todo el equipo de especialistas, así como la documentación requerida en cada proyecto. Antes enviábamos un fax y el DNI del especialista y ya está. Ahora es más complejo y hay más requisitos de documentación.

¿Qué aspectos destacarías de la zona de Barcelona a la hora de trabajar?

Los proyectos que gestionamos desde Barcelona se caracterizan por ser trabajos de corta duración, obras de semanas, o algunos meses, y tenemos una gran cartera de clientes de todo tipo y en muchos sectores, como el energético o automovilístico.

¿En qué proyectos has participado de los que estés más satisfecho?

Todos son muy gratificantes, pero me gustaría destacar los dos que hicimos en Normandía (Francia) y en Holanda. Eran trabajos de revestimientos anticorrosivos en instalaciones de ciclos combinados y tuvimos que desplazar muchas personas allí durante un año. También destaco, por ser un edificio emblemático de la ciudad de Barcelona y por su complejidad, los trabajos de reparación de la estructura del Hotel Arts.

Alguna anécdota que te gustaría compartir…

 Llevando pocos años en la empresa, teníamos el contrato de mantenimiento de la Torre de Collserola y se tenían que hacer visitas semanales. La sensación que tenía al estar en la torre a 230 metros de altura en la montaña más alta de Barcelona es una de las experiencias más especiales que he tenido trabajando en la empresa.

¿Cuál es la parte más satisfactoria de tu trabajo?

Lo que más me gusta es poder demostrar lo bien que trabajamos. Es una mezcla de orgullo por el trabajo bien hecho y una satisfacción personal.

¿Por qué recomendarías a las empresas trabajar con Depisa?

Por la elevada profesionalidad de las personas y los buenos resultados que ofrecemos. Cada día pensamos como mejorar lo que hacemos.

¿Cómo ves la empresa en un futuro cercano?

Me gustaría que se mantuviera en el tiempo la misma profesionalidad y la excelente actitud de todo el equipo de personas que formamos Depisa.